Chile cuenta con más de 6 mil km de costa, lo que nos lleva a depender en gran parte del mar y sus recursos. A lo largo de todo el país podemos ver actividades extractivas, grandes edificaciones, instalaciones energéticas, entre otras. La parte fea de esto es bien conocida por todos, pero al mismo tiempo la dejamos pasar: la contaminación.

A lo largo de toda nuestra extensa costa, lugares como Ventanas, en la Región de Valparaíso, La Higuera, en la Región de Coquimbo, o Hualpén, en la Región del Bío-Bío, están amenazados por megaproyectos que quieren funcionar o ya están funcionando, haciendo que los intereses de unos pocos se interpongan y afecten los ecosistemas.

  • Algunos ejemplos

En el área industrial de Ventanas operan cuatro termoeléctricas a carbón pertenecientes a la empresa AES Gener (Ventanas I y II, Nueva Ventanas y Campiche). Fueron los pescadores y la población local quienes primero se dieron cuenta del daño que estas industrias iban dejando cada día y, al mismo tiempo, fueron quienes veían como su recurso económico se agotaba o cambiaba debido a la contaminación. Derrames, varamientos, contaminación química e industrial son parte de la vida diaria en este lugar. Es tanto, que incluso la industria intenta silenciar a sus habitantes, como sucedió luego del estallido social del 18 de octubre de 2019, cuando a cambio de contratos e indemnizaciones, esta empresa buscó que los firmantes se abstuvieran de futuros alegatos en relación con nuevos varamientos de carbón.

La Dirección General del Territorio Marítimo y Marina Mercante (DIRECTEMAR) informó que durante el año 2019 en Caleta Ventanas hubo un total de 185 varamientos de carbón, lo que implicó un incremento de un 27% en el número de este tipo de incidentes respecto al año 2018. 

Derrame de carbón en playa Ventanas. © Claudia Pool

Con el paso de los años, los episodios de varamientos de carbón son cada vez más comunes y se han vuelto reiterativos en la Bahía de Quintero, específicamente en la playa Las Ventanas, con una periodicidad promedio de un varamiento cada dos días el 2019, siendo los meses de enero y febrero de 2020 donde ocurrió el mayor número de estos incidentes: 22 y 25, respectivamente.

Siguiendo con los ejemplos, el año 2019 el diputado Diego Ibáñez solicitó al Ministerio de Medio Ambiente un informe de mediciones de dióxido de azufre (SO2) de las estaciones ubicadas en Quintero-Puchuncaví, mostrando que en el periodo de mayo-agosto el límite permitido superó ¡seis veces! lo permitido por la OMS, que son 500 miligramos por metro cúbico en un periodo de 10 minutos. El día 29 de julio a las 8:10 se registró casi tres mil miligramos por metro cúbico. Sinceramente, me faltan signos de exclamación.

Los más afectados son los habitantes de esta zona, y un ejemplo son las intoxicaciones ocurridas en Quintero-Puchuncaví. Recordemos que debido a un peak de azufre ocurrió una intoxicación masiva: cerca de 40 personas, entre estudiantes y adultos de la Escuela La Greda, quienes sufrieron vómitos, mareos, picazón de ojos, entre otros, en el año 2011. La última intoxicación registrada tiene fecha del 1 de octubre de 2019.

En cuanto a otras zonas, como Concón, no debemos olvidar el importante derrame ocurrido en 2002 de 75.000 litros de petróleo, que afectó a la desembocadura del río Aconcagua, siendo los responsables la Refinería de Petróleo de Concón, o el ocurrido en la Bahía de San Vicente en la Región del Bío-Bío, el año 2007, afectando a especies de avifauna como cormoranes, garzas o blanquillos, muriendo de intoxicación, hipotermia, entre otras afecciones. Las aves muertas siguieron apareciendo durante mucho tiempo después.

 

© Efectos de un derrame de petróleo sobre la avifauna de la bahía de San Vicente, Región del Bio Bio, Chile

En la comuna de La Higuera, la famosa Reserva Nacional Pingüino de Humboldt es el hogar del 81,3% de la población mundial de dicha especie, cuyo estado de conservación en la actualidad es vulnerable y se encuentra protegida por la legislación chilena. Además, ¡hay 16 diferentes tipos de cetáceos que se alimentan y descansan en el área! Actualmente esta zona se encuentra amenazada por el gran proyecto minero-portuario Dominga, que contempla la construcción de rajos a cielo abierto, un terminal de embarque y ductos de succión.

Mapa del proyecto minero portuario Dominga, ubicado a 30km de la Reserva Nacional Pingüino de Humboldt. © BBC Mundo

Movimientos como #SalvemosLaHiguera en donde pescadores y ciudadanos, en conjunto con organizaciones ambientales como Oceana Chile y Chao Pescao, buscan mediante razones sociales y ambientales, frenar la construcción de este gran proyecto, en donde ha existido cohecho (aquí pretendan sorprenderse, por favor) y falencias en la información entregada al Servicio de Impacto Ambiental.

La construcción de megaproyectos cercanos a la costa implica daños gigantescos. ¡Imagínense kilómetros y kilómetros de tuberías en lugares en donde viven moluscos, algas, peces, y un sinfín de flora y fauna! Estas construcciones afectarían el hogar de ballenas jorobada, azul y fin, chungungos, delfines nariz de botella, loco, y por supuesto, el pingüino de Humboldt.

En el caso de Hualpén, su península cuenta con 20 km de costa, que compone el área marina costera protegida del Santuario de la Naturaleza de Hualpén. En ella, se llevan a cabo distintos procesos relevantes para las cadenas tróficas, siendo una costa reconocida por sus enriquecidos nutrientes marinos y por su alta conservación para la diversidad de especies marinas que habitan de forma permanente o temporal, destacando la presencia del pejerrey, lobo de mar sudamericano, ballenas y chungungo, este último catalogado en peligro de extinción. También aves costeras como el cormorán yeco, lile, guanay, piquero y diferentes especies de gaviotas. El actual proyecto que está en discusión es el cambio de Plan Regulador Comunal de Hualpén, que de aprobarse, podría permitir el loteo y construcción de más de 1.000 casas para personas de altos ingresos, que novedad.

Visualización de posibles loteos en el Santuario de la Naturaleza Península de Hualpén. © @salvemoselsantuariodehualpen

Además de las amenazas que tienen de parte de inmobiliarias que quieren construir proyectos en un área protegida, no olvidemos la existencia de todo el parque industrial que se encuentra en la comuna de Hualpén, colindando con esteros y humedales, que ha sido responsable de, por ejemplo, derrames petroleros (sí, otra vez), como el ocurrido el 2007 por ENAP en el humedal Lenga.

La sobreexplotación y la alteración física del hábitat, la contaminación química e industrial de residuos tóxicos, el aumento del tráfico de embarcaciones y el incremento de la contaminación acústica son algunos de los problemas con los que tiene que lidiar el ecosistema marino, pero todo esto no solo afecta al medio ambiente, sino que también ¡a las pequeñas localidades, al turismo y personas que dependen del mar!, a las cuales se ven amenazadas por la gran industria y las consecuencias que deja a su paso. Si lo ponemos en cifras, entre agosto y octubre de 2018, 1.553 niños fueron atendidos por síntomas de intoxicación sólo en la Quinta Región, según la Defensoría de la Niñez en un informe de 2019.

Pescadores recolectando huiro en la comuna de Ventanas. © Michelle Carrere
  • ¿Hacia dónde vamos?

Estos son solo unos cuantos ejemplos de cómo estos lugares a lo largo del país deben convivir y adaptarse a condiciones antropogénicas. Entonces, ¿Es posible que la fauna marina costera pueda convivir en paz con estos efectos contaminantes? ¿Es posible que nosotros podamos? Si para nosotros es difícil, imagina cómo lo es para la naturaleza.

Los ecosistemas son llamados así porque trabajan en conjunto, están constituidos por organismos de todo tipo, y lo que le afecta a un individuo en particular, paulatinamente le afecta a otro, y a otro, y así, formando una cadena sin fin. ¿Necesitamos más razones para proteger nuestros océanos y costas? Personalmente, creo que no. Si bien en muchas ocasiones somos afectados, también somos parte del problema, a menor escala, pero lo somos, y durante el 2020, hemos visto como algo más se ha sumado.

No es secreto que el plástico es uno de los mayores problemas a nivel mundial, presente en prácticamente todos los océanos. Si antes podíamos encontrar botellas, bolsas, envases de comida, lo que actualmente podemos ver son mascarillas y desechos relacionados al COVID-19.

© Foto viral del equipo de OceansAsia realizando limpieza en Isla Soko, Hong Kong, en donde se encontraron cantidades anormales de mascarillas.

Es importante darse cuenta que, si bien todas estas grandes industrias y problemáticas que nombré anteriormente provocan un enorme daño, nosotros también podemos hacer un cambio. Partir por casa, dicen por ahí.

En Chile tenemos zonas prácticamente ¡únicas en el mundo! No le agreguemos más carga a un ecosistema que casi ya no aguanta. Es nuestro deber conocer y cuidar las costas y sus especies, ¡muchas de ellas en peligro! como también lo es defender nuestros territorios y exigir a las autoridades la aplicación de las normas y leyes con total transparencia, como lo es el Acuerdo de Escazú, al ser los directos involucrados (y afectados) los territorios, sus ecosistemas y habitantes.

 

Referencias:

Fundación Terram revela un total de 712 varamientos de carbón en Caleta Ventanas desde 2009. (2020) https://www.terram.cl/2020/03/fundacion-terram-revela-un-total-de-712-varamientos-de-carbon-en-caleta-ventanas-desde-2009/

Hucke-Gaete, R., Viddi, F., & Bello, M. (2006). Conservación Marina en el Sur de Chile. https://drive.google.com/file/d/1F6KcAgN2L9gVQlX1hJRdkanKUDfRVbvi/view

Hernán Ramírez Rueda. (2020). Minuta relativa al registro de varamientos de Caleta Ventanas entre 2009 y 2019 Fundación Terram. https://www.terram.cl/descargar/energia/termoelectricas/minuta/Minuta-varamientos-Carbon-Ventanas-entre-2009-y-2019.pdf

La conservación de La Higuera. (2018). https://chile.oceana.org/ourcampaigns/la_conservacion_de_la_higuera/campaign 

Salvemos el Santuario. (2020). Península de Wallpen: Identidad y Territorio

Quintero: informe da cuenta de emanaciones de SO2 que superan casi 6 veces lo recomendado por la OMS. (2020).  https://www.biobiochile.cl/especial/arrayan/noticias/2020/01/21/quintero-informa-da-cuenta-de-emanaciones-de-so2-que-superan-casi-6-veces-lo-recomendado-por-la-oms.shtml

Zonas de Sacrificio: El caso de Ventanas. shttps://chile.oceana.org/zonas-de-sacrificio-el-caso-de-ventanas#:~:text=Se%20trata%20de%20un%20%C3%A1rea,sulfuroso%20y%20material%20particulado%20respirable.&text=La%20situaci%C3%B3n%20de%20contaminaci%C3%B3n%20en,al%20debate%20p%C3%BAblico%20en%20Chile.

Defensoría de la Niñez. (2019). Afectación de niños, niñas y adolescentes por contaminación en Quintero y Puchuncaví. https://www.defensorianinez.cl/wp-content/uploads/2019/08/3.-S%C3%ADntesis-integrada-de-los-3-m%C3%B3dulos-y-recomendaciones-Estudio-Afectaci%C3%B3n-Quintero-y-Puchuncav%C3%AD.pdf

Cámara de diputadas y diputados. (2019). Informe comisión especial investigadora sobre causas de alta contaminación ambiental, especialmente en Concón, Quintero y Puchuncaví, y de responsabilidades en ejecución del Plan de Descontaminación.

https://www.camara.cl/verDoc.aspx?prmTipo=SIAL&prmID=45601&formato=pdf

Llanos-Soto, S., Donoso, S., Lara, E., Barrientos, C., Fuentes-Castillo, D., & Gonzalez-Acuña, D. (2018). Efectos de un derrame de petróleo sobre la avifauna de la bahía de San Vicente, Región del Bio Bio, Chile. https://aveschile.cl/wp-content/uploads/2019/01/03_Llanos-Soto-et-al.-2018-Aves-empetroladas-RChO.pdf

#SalvemosLaHiguera: La Campaña de pescadores y organizaciones ambientales para detener a Minera Dominga. (2016). https://www.endemico.org/actualidad/salvemoslahiguera-la-campana-de-pescadores-y-organizaciones-ambientales-para-detener-a-minera-dominga/

Bustamante, R. (2020). Las zonas de sacrificio son una muestra más del fracaso de nuestra sociedad – La Tercera. https://www.latercera.com/que-pasa/noticia/zonas-sacrificio-fracaso-sociedad/988427/#:~:text=La%20contaminaci%C3%B3n%20que%20se%20genera,sacrificio%20tambi%C3%A9n%20afecta%20la%20biodiversidad.&text=Uno%20de%20estos%20efectos%20es,niveles%20de%20las%20redes%20tr%C3%B3ficas.