Segunda parte

Continuando con nuestro ranking, en el número 5 se ubica nada más ni nada menos que el paseo de verano más popular de la V región.

5. VIÑA DEL MAR 1920.1

Ubicado entre la calle  19 norte y una serie de dependencias Navales, se encuentra el “Sector Petrolero las Salinas”, el cual comprende 17 hectáreas sin construir, debido a que durante 84 años operaron en la zona las industrias Shell, Esso, Copec y Sonacol.  

La catástrofe ambiental es silenciosa, pero evidente porque durante casi un siglo industrias petroleras, fábricas de lubricantes y agroquímicos operaron sin regulaciones específicas suficientes. Dejando a su paso concentrados metálicos altamente tóxicos como plomo y benceno, además de hidrocarburos poliaromáticos y organoclorados como DDT, DDE y DDD.

En febrero del año 2008 tras el retiro de las industrias de la zona,  la alcaldía de Viña del Mar por medio del decreto N°129232 modificó el plan regulador comunal declarando al sector Petrolera las Salinas como una Área de riesgo, lo cual significa que “En dicha área de riesgo, denominada «Sector A.R.», podrán otorgarse permisos de edificación, sólo una vez que se acredite la realización de estudios fundados elaborados por profesional especialista, incluida su evaluación de impacto ambiental con calificación favorable, que contemplen las medidas de mitigación necesarias para el normal funcionamiento de las actividades propias del proyecto a desarrollarse en él.”

En agosto del 2020 la Comisión de Evaluación Ambiental de Valparaíso, integrada por 8  representantes del gobierno central, más la directora del SEA de Valparaíso y el intendente regional, aprobaron por unanimidad el proyecto ambiental de remediación para el paño las Salinas3. Dando el puntapié inicial para la construcción del megaproyecto inmobiliario que contempla una primera etapa de 5 años de remediación del suelo, para luego construir 440.000 m2. Estos se distribuirán en enormes torres de 20 pisos para viviendas y plantas comerciales, en un paño de solo 11 hectáreas.

El proyecto ha sido duramente criticado, en primer lugar porque quienes lo aprobaron son representantes directos del gobierno, enviados desde Santiago y en segundo lugar porque el proyecto aproximadamente destina solo un 30% a parques y áreas verdes.

Como comentario de autora, me gustaría pedirle a mi coterráneo Andrónico Lukšić Craig, (si es que algún día llega hasta nuestro artículo) que por favor compre el paño y cumpla el sueño de convertir al sector petrolero las salinas en una especie de Central Park que inspire películas y libros. Se me ocurre que podría ponerle Lukšić Park o algo así, pero que sea digno de Corte y país europeo. Estoy muy segura de que en 100 años será mucho más rentable que el proyecto inmobiliario de alta densidad que nos sopla en la nuca. 

4. CONCÓN 2011, El paraíso de las inmobiliarias.

Siguiendo la línea de las inmobiliarias, hace exactamente 10 años atrás en la comuna de Concón, los grupos económicos Said, Urenda y Bolocco construyeron un edificio enorme para instalar un hotel de lujo. Por años la inmobiliaria Punta Piqueros S.A, a vista y paciencia de quienes viven por ahí, levantaron un colosal edificio a la vueltita de la “Roca Oceánica”. Lugar que el año 1990 fue declarado monumento nacional en la categoría de Santuario de la Naturaleza. 

Afortunadamente la situación no pasó desapercibida y el Comité Pro-Defensa del Patrimonio Histórico y Cultural de Viña del Mar, en conjunto con la fundación DunaViva, dedujeron un recurso de protección en contra de la inmobiliaria argumentando que la construcción del hotel Punta Piqueros comprendía un acto ilegal toda vez este no contaba con el permiso de edificación exigido por la ley, ni con la Resolución de Calificación Ambiental favorable.

En esta oportunidad fue la Corte Suprema y no la Corte de apelaciones de Valparaíso quien falló en favor del Derecho Constitucional a vivir en un medioambiente libre de contaminación, contemplado en el artículo 19 N°8 de la Constitución Política de la República. Señalando que “el sólo hecho de la realización de obras sobre un Santuario de la Naturaleza, sin haber evaluado los impactos que tales trabajos tendrán sobre la flora y fauna del lugar, su conformación geológica y su vegetación marina autóctona, en un sector que, además, se ha erigido como parte importante del patrimonio cultural y ambiental de la Región de Valparaíso, implica una vulneración del derecho a vivir en un medio ambiente libre de contaminación, en tanto no existe certeza alguna de que su ejecución no afecte la adecuada conservación del sitio protegido, circunstancia que obliga a esta Corte a adoptar medidas tendientes a abordar su actual estado, con miras a evitar la materialización de un daño que, considerando las especiales características del bien afectado, puede llegar a ser irreparable.” (Considerando décimo causa rol 88411-2020)

Punta Piqueros es solo la guinda de la torta en este artículo, porque en realidad existe una crisis estructural profunda de nuestro sistema inmobiliario, que ha funcionado por muchos años sin criterios ambientales definidos y vinculantes. Desde hace un tiempo ya, varias organizaciones como DunaViva y LADERASUR4 han denunciado los desastres ecológicos causados por el frenético desarrollo urbano que levanta gigantes torres de departamentos entre Reñaca y Concón. La situación se repite por todo el litoral costero, con un listado de proyectos emblemáticos como Makroceano, la urbanización del Santuario de la Naturaleza en la península de Hualpén, Algarrobo y Los Molles. 

3. BAHÍA DE SAN VICENTE, 2007.

Abrigada por la península de Tumbes se encuentra la Bahía de San Vicente, en la región del BioBío. Una pequeña localidad azotada el año 2007 por la varazón de 500.000 litros de petróleo derramados por el Buque petrolero“New Constellation”. El desastre fue ocasionado por el mal estado en que se encontraban los ductos de descarga submarina por los que se transportaba el petróleo desde la embarcación  a la refinería de ENAP.

Rápidamente el crudo se extendió por toda la bahía de San Vicente, afectando incluso al Humedal salino de Lenga y su estuario, pertenecientes al Santuario de la Naturaleza Península Hualpén.

El desastre obligó a Enap5 a asumir los costos de limpieza del sector, así como la construcción de un muelle aéreo para la adecuada descarga del combustible y la creación de un centro de rehabilitación para las aves afectadas, Compromiso que se cumplió dando por terminado a la eventual arista penal de la causa. Por otra parte las acciones civiles terminaron recién en marzo de este año, cuando la Corte Suprema confirmó el fallo de la Corte de Apelaciones de Concepción declarando6 que “ENAP Refinerías S.A. es responsable del derrame de hidrocarburo acaecido en la Bahía de San Vicente el 25 de mayo de 2007, quedando la demandada obligada a pagar, a título de indemnización de perjuicios por daño moral, $4.000.000 (cuatro millones de pesos) en favor de cada demandante prestador de servicios de maestranza, y $7.500.000 (siete millones quinientos mil pesos) en favor de cada actor armador o pescador artesanal.” (causa rol  N° 18.365-2019)

Los derrames de Hidrocarburos significan una bomba al fondo del océano toda vez que la inhalación continua por parte de la fauna del petróleo derramado por la nave, provoca en las aves una inmunodeficiencia que desencadena en infecciones por hongos oportunistas como los del género aspergillus, pudiendo tener efectos hepatotóxicos y degeneración hepática avanzada así lo evidencia el artículo científico Efecto de los derrames de petróleo en las aves de la bahía de Vicente, en la región del Bio Bio.” publicado en la Revista Chilena de Ornitología Unión de Ornitólogos de Chile. 

2.  PUERTO MONTT 2007.

Llegando casi al final de este ranking nos ubicamos en la región de los Lagos, donde a  inicios de los años 80 la promoción de políticas económicas extractivistas y de exportación, hicieron proliferar la instalación de piscinas artificiales donde se crían distintos tipos de peces, sobre todo salmones. El desarrollo económico desregulado o regulado con corrupción, tuvo como consecuencia que el año 2007 explotaran brotes de la Anemia Infecciosa del Salmón, mejor conocida como virus ISA, el cual se propagó rápidamente por la región de los Lagos y Aysén.

La crisis obligó a decenas de salmoneras a imponer cuarentenas, vacunar a sus animales y cosechar anticipadamente la producción de salmones no contagiados.  El virus ISA genera una enfermedad altamente contagiosa que ataca preferentemente al Salmón del Atlántico, el cual comienza a sufrir anemia severa y hemorragias internas. De todas maneras por si los salmones no mueren por ISA, existe un parásito fuera de control, los piojos de mar que se adhieren a la piel de los salmónidos debilitando su sistema inmune, afectando su crecimiento y provocándoles la muerte.

Lamentablemente hoy la industria está lejos de ir en retirada y en el congreso duermen varios proyecto de ley que proponen actualizar la normativa, como los contenidos en los boletines  12598-21 y 12050-21. Actualmente y hasta el 5 de julio está disponible la consulta ciudadana realizada por SERNAPESCA y que busca desarrollar una mejor “Propuesta de Política nacional de acuicultura para las próximas dos décadas”. Es de esperar que las modificaciones lleguen antes del 2025, de lo contrario una vez más será tarde.

1. MAGALLANES 19747 

Llegando al final de nuestro ranking, me gustaría rememorar al enorme Metula. El enorme buque, categorizado como “Very Large Crude Carrier”,  pertenecía a la empresa holandesa subsidiaria de  Shell Tankers B. V. de Rotterdam contratado por ENAP.  47 años han pasado desde la fatídica noche en que 193.472 toneladas de crudo vararon en la mitad del estrecho de Magallanes. La enorme embarcación de 206 toneladas y 325 metros de eslora, derramó 53.000 toneladas de crudo las que se expandieron rápidamente por 150 kilómetros a la redonda, contaminando fiordos y canales. 

Debido a la escasa tecnología de la época tardaron más de 1 mes en detener el derrame, labor en la que incluso se recibió colaboración de países como Holanda y Argentina. La catástrofe terminó con tres remolcadores que dirigieron al Metula reflotado rumbo a Brasil.

Por la antigüedad de los hechos los registros digitales disponibles en internet no dan cuenta de las sanciones impuestas a las empresas responsables, ni de los daños provocados al ecosistema. Cabe señalar que a la fecha Chile no era parte del Convenio de Responsabilidad Civil de 1969, dificultando la posibilidad de responsabilizar a los armadores  por la limpieza de la zona. 

Por otra parte, solo existen vagos registros que den cuenta de los daños a la flora y fauna. Sin embargo sabemos que tantas toneladas de petróleo no pasan desapercibida y los registros de la época dan cuenta de la muerte de unos cientos de cormoranes, pingüinos, gaviotas, albatros, petreles, patos, cholgas, mejillones, estrellas de mar y pulpos que quedaron atrapados en el manto de petróleo.

  1. https://www.google.com/url?q=https://www.ciperchile.cl/2008/09/26/las-dudas-que-contaminan-el-ultimo-paraiso-inmobiliario-de-vina-del-mar/&sa=D&source=editors&ust=1624573678781000&usg=AOvVaw0__jDQ7W8Hp9iS5m9DjeSW
  2. https://www.google.com/url?q=https://www.bcn.cl/leychile/navegar?idNorma%3D269449&sa=D&source=editors&ust=1624573678808000&usg=AOvVaw0bb3birISkq-ZZGA5cStHW
  3. https://www.google.com/url?q=https://lassalinas.cl/wp-content/uploads/2019/07/DESCRIPCIO%25CC%2581N-DEL-PROYECTO_compressed.pdf&sa=D&source=editors&ust=1624573678809000&usg=AOvVaw2U6lfmuR1TcBH12LE6dr9K
  4. https://www.google.com/url?q=https://laderasur.com/articulo/dunas-de-concon-una-batalla-perdida/&sa=D&source=editors&ust=1623773959586000&usg=AOvVaw3zj8p0e8Ky__t9vx2e3rd6
  5. https://www.google.com/url?q=https://mundomaritimo.cl/noticias/enap-debera-construir-muelle-por-derrame-de-petroleo-en-san-vicente&sa=D&source=editors&ust=1623773959617000&usg=AOvVaw3bGGB28dd8tP6-Lyur4vz4
  6. https://www.google.com/url?q=https://www.diarioconstitucional.cl/wp-content/uploads/2021/03/18.365-2018DERRAME-SAN-VICENTE-2007-SUPREMA.pdf&sa=D&source=editors&ust=1624573678796000&usg=AOvVaw3Nxcimd0I84PcqrujhRJSd
  7. https://www.google.com/url?q=https://revistamarina.cl/revistas/1974/6/aopazor.pdf&sa=D&source=editors&ust=1624330078875000&usg=AOvVaw06zG0w8FaKicL2i6fBAtxX