+56977486770
info@maryciencia.com

Naufragios del Estrecho de Magallanes

Prontamente se cumplirán 500 años de la épica travesía del navegante portugués Hernando de Magallanes, quien en octubre de 1520 hace su entrada al Estrecho que hoy lleva su nombre. Para conmemorar este hito, Fundación Mar y Ciencia ha montado la exposición fotográfica itinerante “Rescatando el valor cultural de los naufragios del Estrecho de Magallanes”. Esta exhibición recorre distintos puntos de la región de Magallanes con el objetivo de mostrar a la comunidad la importancia histórica, cultural y ecológica que tienen los naufragios del Estrecho.

Una vez que un barco se hunde, comienza el proceso de colonización por diversos organismos marinos. Así, el naufragio forma verdaderos arrecifes artificiales que generan hábitat y refugio para algas y animales, como se observa en esta fotografía del Vapor Cordillera.
El Vapor Cordillera fue un buque inglés con capacidad de carga de 2.860 toneladas, formaba parte de la Pacific Steam Navigation Company (PSNC). Zarpó desde Liverpool con una carga surtida y 36 pasajeros hacia el puerto de Valparaíso en 1884, al mando del capitán F.L. Gruchy.
La actinia Antholoba achates es común y abundante en las zonas rocosas del mar de Chile. Se encuentra desde el intermareal hasta los 372 metros de profundidad. Es posible verla en Antártica, océano Pacífico (desde las islas Galápagos) y océano Atlántico (desde el sur de Brasil). En la fotografía se puede ver asentada en una de las costillas del Vapor Cordillera.
El huiro flotador, Macrocystis pyrifera, ha encontrado en los restos del naufragio Cordillera un excelente hábitat. Esta alga es muy común en Magallanes y se puede ver desde la costanera formando cinturones paralelos a la costa, ya que llegan a la superficie gracias a los flotadores de aire que hay en la base de sus láminas
Acercamiento a los baos del Vapor Cordillera. Estos corresponden a las vigas superiores de la cuaderna, sobre las cuales está colocada la cubierta. Es una parte estructural que se encuentra en todos los barcos de madera y acero.
El accidente que hizo naufragar al vapor Cordillera se atribuye a una noche tempestuosa, acompañada de chubascos y nevazones. Esto, sumado a un error de cálculo en la ruta, llevó a que el buque encallara en un bajo rocoso cubierto de huiros, frente al Faro San Isidro.
En la fotografía se ve uno de los depredadores más comunes de las aguas del sur de Chile y Argentina, sobre una costilla del Vapor Cordillera. La estrella de mar Cosmasterias lurida se alimenta de una gran variedad de organismos, como esponjas, anémonas y moluscos. Se encuentra entre 0 y 650 metros de profundidad, y su distribución alcanza las islas subantárticas de Georgias del Sur.
El buque Dap Mares, además de turismo, serviría como apoyo logístico para actividades científicas realizadas por el Instituto Antártico Chileno y otros programas Antárticos. Para ello, se le construyó un laboratorio seco, uno húmedo y una sala de computación. Antes de hundirse, este buque logró completar 6 viajes a Antártica, de los cuales 5 fueron de turismo y uno científico.
La familia Muricidae está compuesta por numerosas especies de caracoles de roca. Se caracterizan por ser marinos, carnívoros, con conchas gruesas y cónicas. Estos animales han hecho del Vapor Cordillera su hábitat, mientras que las algas calcáreas han encontrado en la concha de este caracol un lugar donde asentarse y crecer.
Los peces también usan el Vapor Cordillera como refugio. En la fotografía se observa un nototénido (Patagonotothen sp.) con algunos parásitos en las aletas anal y caudal. La familia Nototheniidae es la más abundante en las frías aguas de Antártica, ya que tienen ciertas adaptaciones que les permiten sobrevivir: una sangre menos viscosa, baja densidad ósea, acumulación de grasa, presencia de proteínas anticongelantes, entre otras.
El erizo de mar rojo (Loxechinus albus) es el único comestible en Chile y habita los fondos rocosos de la costa sur oriental del Océano Pacífico (6°-55°S). Se encuentra desde la zona intermareal hasta los 340 metros de profundidad. Su pariente antártico es el erizo Sterechinus neumayeri, el cual se ha usado como modelo para estudios en embriología, ecología, fisiología y ecotoxicología.
La liberación de gametos es lo que se observa como un halo lechoso en esta fotografía. Los gametos serán fertilizados en la columna de agua, para luego dar origen a las larvas. Esta especie corresponde a la estrella de mar Labidiaster radiosus, y se encuentra en una zona cercana a la cabina del Dap Mares. El hermano antártico de esta especie es L. annulatus, un gran predador que usa sus brazos para capturar krill y otros crustáceos.
El 22 de septiembre de 2006, el Dap Mares naufraga mientras se encontraba fondeado a 500 metros de la costa, frente al sector de Tres Puentes. El buque repentinamente comienza a inundarse, hundiéndose en no más de 10 minutos. Hoy, este buque de 76,5 m de largo y 11,8 m de ancho, se encuentra hundido entre los 8 y 22 metros de profundidad.
DSC_0760
Restos de una caldera tipo escocesa del vapor Cordillera. Este tipo de caldera logró un uso casi universal durante el auge de la propulsión a vapor, desde mediados del siglo XIX hasta principios del siglo XX. En esta caldera, el agua que se encuentra en un tanque se calienta por combustión y el vapor se mueve por un sistema de tubos.
El Vapor Cordillera arribó a Punta Arenas el 20 de septiembre de 1884, zarpando ese mismo día hacia Valparaíso. Al día siguiente, varó en el cabo San Isidro. El capitán envió un bote a Punta Arenas para pedir ayuda al agente de la Compañía Pacific Steam Navigation, y salvar la carga del buque. Al lugar acudió el agente con una goleta, una lancha y 25 hombres.
La estrella canasta, Gorgonocephalus chilensis, es otro de los habitantes del naufragio Vapor Cordillera. Este ofiúrido se ha encontrado desde los 4 a 900 metros de profundidad, en Sudáfrica, Islas Subantárticas Kerguelen, Océano Pacífico y Atlántico. Se alimenta a través de suspensión, es decir, filtra la materia orgánica que se encuentra en el agua.
En esta fotografía se puede apreciar que el vapor Cordillera se hundió de costado. En el margen inferior se observa la cuaderna, que son las costillas por las que está formado el barco; a la izquierda de la foto se encuentran los baos, y entre ambas secciones está la cubierta.
Otra de las algas que ha logrado colonizar de forma exitosa el vapor Cordillera es el huiro Lessonia vadosa. Una macroalga parda, de color café-dorado, que forma verdaderos bosques submarinos, aumentando la biodiversidad que se puede encontrar en el naufragio. Si bien esta especie no tiene problemas de conservación en Magallanes, en el norte de Chile, Lessonia es fuertemente explotada con el método denominado barreteo.
A pesar de que el buque Dap Mares es un naufragio reciente, ya está completamente colonizado por una gran diversidad de organismos. Las esponjas dominan el naufragio, que ahora es parte del paisaje del Estrecho de Magallanes. La esponja de la fotografía (Myxilla sp.) se encuentra entre 10 y 25 metros de profundidad en el Pacífico Sur
Uno de los habitantes del Dap Mares es la actinia Actinostola sp. No es muy común, y es fácil de confundir con otras especies. Sin embargo, su cuerpo grueso y falta de proyecciones marginales permiten reconocerla. Se caracteriza por su color anaranjado, a veces rosa pálido. Se encuentra entre 20 y 278 metros de profundidad, en el océano Pacífico (42°-54°S).
Los poliquetos son gusanos de mar con más de 10.000 especies descritas. En la fotografía se observa la especie Hypsicomus phaeotaenia sobre parte del Vapor Cordillera. Del gusano sobresalen unas proyecciones en forma de abanico plumoso que rodean la boca, y son usadas para la filtración de partículas. La especie se encuentra de 25 a 75 metros de profundidad, en el Atlántico y Pacífico Sur.
No solo las grandes macroalgas pardas pueden ser refugio para los animales marinos. Las pequeñas algas que se encuentran bajo los bosques, como el alga roja Callophyllis, también sirven de guarida, alimento, e incluso de lugar de desove para invertebrados y peces. En su conjunto, las algas que se encuentran asociadas a estos naufragios aportan oxígeno y nutrientes al sistema.
Bautizado como Rolón de Oro en 1970, el Dap Mares fue un carguero Ro-Ro construido en Meira, España. Pasando desde su creación por múltiples dueños y nombres, el 2004 es adquirido por Aerovías DAP con el fin de realizar turismo marítimo en el sector sur de la Patagonia y Antártica.
Las esponjas filtran su alimento gracias a un desarrollado sistema de poros y canales, incorporando dentro de sus células materia orgánica suspendida en la columna de agua. Existen unas 9000 especies de esponjas en el mundo, y son muy abundantes en los fondos duros de Magallanes y Antártica. La especie de la fotografía, Tedania sp., se encuentra sobre el casco del naufragio Dap Mares.
Las esponjas son las protagonistas en el buque Dap Mares, seguido de bivalvos y otros filtradores. Es posible que la gran colonización de este naufragio se deba a que se encuentra en medio de un fondo arenoso, por lo que es el único sustrato duro para que este tipo de organismos se asienten.
es_ESSpanish
es_ESSpanish