Andrea Corredor Acosta es Licenciada en Física de la Universidad Distrital de Bogotá, Colombia. Actualmente es docente del Departamento de Física de la Universidad del Bío-Bío e investigadora Postdoctoral del Centro IDEAL, donde se dedica a estudiar los ciclos periódicos del fitoplancton en la Patagonia Chilena y Antártica, y su relación con múltiples forzantes ambientales. En esta nueva entrega de “Mujeres de Mar” conocimos más sobre la investigación de Andrea, sus motivaciones, que es el fitoplancton, y como éste responde a los procesos oceanográficos.

  • Sus inicios

Andrea, cuéntanos ¿Cuál era tu sueño de niña? ¿Siempre te sentiste conectada con el mar?

Mi sueño era ser astronauta, me encantaba la idea de poder ver al planeta Tierra en su totalidad y viajar al espacio. Sin embargo, siempre me sentí conectada con la naturaleza, a mi familia le gustaba mucho viajar por distintas zonas de Colombia y en todos los recorridos siempre podía observar lugares con condiciones ambientales muy diferentes. Y cuando viajábamos al mar, con un tío mío biólogo marino siempre nadábamos lejos de la costa, pudiendo observar corales, peces multicolores y un montón de otras especies marinas en pleno Caribe. ¡Era increíble! Ahí comenzó mi conexión con el mar.

¿Cómo comenzaste a aplicar la física en las ciencias del mar?

Mi mayor interés al estudiar Ciencias Físicas era aplicar los conceptos físicos a la realidad que nos rodea y ver cómo estas aplicaciones impactaban en la sociedad. En los últimos semestres, tuve la oportunidad de tomar un curso sobre publicaciones científicas dirigida por un Ecólogo Marino que nos mostró la importancia de la física en los procesos oceánicos y cómo estos podrían impactar las costas de Colombia bajo diferentes escenarios y/o procesos a diferentes escalas temporales y espaciales. Todo esto me llevo a sentir una gran curiosidad por el océano, a partir de lo cual quise continuar mis estudios de postgrado en oceanografía en la Universidad de Concepción en Chile.

¿Cuál ha sido tu mayor alegría profesional?

Diría que son muchas, es difícil escoger una en particular. Creo que una de ellas es cuando concluyo un artículo científico, es como ir armando las piezas de un rompecabezas durante el proceso de investigación hasta que finalmente puedes armarlo y entenderlo. Además, una vez finalizado, siempre te quedas con ideas sobre nuevas rutas por donde seguir abordando el conocimiento, y creo que es uno de los aspectos más fascinantes de la profesión científica. Incluiría también las experiencias en cruceros oceanográficos, no sólo por todo el aprendizaje de ver el desarrollo de la ciencia en el mar sino también por la oportunidad de conocer lugares maravillosos.

  • Su investigación

Tu investigación se ha enfocado en el acoplamiento físico-biológico en el océano, ¿puedes contarnos más al respecto?

Principalmente me he focalizado en estudiar cómo el fitoplancton responde a distintos procesos oceanográficos, de allí el término acoplamiento físico-biológico. El fitoplancton son algas marinas microscópicas que viven en la capa superficial de los océanos, hacen fotosíntesis entregando ~50% del oxígeno de la Tierra, son la base de la trama trófica marina, y requieren de nutrientes inorgánicos y luz solar para vivir. Sin embargo, no tienen movilidad propia y están a merced de los procesos físicos del océano para tener las condiciones óptimas de luz y alimento para vivir.

Dentro de los procesos físicos que he estudiado, se incluyen procesos de escala estacional y regional, tales como la surgencia costera, que implica el ascenso de aguas profundas ricas en nutrientes, propiciando el alimento para el fitoplancton. Esto nos conlleva además a evaluar los ciclos periódicos de reproducción y crecimiento del fitoplancton, en conjunto con una evaluación de los factores ambientales (ej. viento, temperatura del mar) y/o procesos oceanográficos (ej. surgencia) capaces de modular ese ciclo biológico periódico, también conocido como ciclo fenológico.

Existen otros procesos físicos que implican efectos en el crecimiento del fitoplancton y que suceden en otras escalas espacio-temporales menores. Por ejemplo, estructuras como los remolinos de mesoescala, de ~200 km de diámetro y una duración de semanas a meses. En menor escala (<10 km), existen otro tipo de estructuras (sub-mesoescala) y/o procesos (incluso de decenas de metros) capaces de favorecer la mezcla vertical dentro de la columna de agua, haciendo que esta turbulencia sea favorable para que el fitoplancton obtenga nutrientes. En este sentido, poder discretizar los procesos físicos más relevantes que influyen en el fitoplancton a distintas escalas espacio-temporales es uno de los retos más interesantes que he tenido que afrontar durante mi investigación.

No obstante, moverse dentro de estas distintas escalas de estudio, tanto en tiempo como en espacio, involucra hacer uso de distintas herramientas de observación. Para esto, me he focalizado en el acoplamiento de datos tomados en campo, a través de mediciones físicas y biológicas en cruceros oceanográficos, pero también en el uso de datos satelitales globales, producidos y distribuidos de forma gratuita por agencias espaciales internacionales. En el último caso, el uso de la óptica satelital es una herramienta clave para hacer seguimiento y monitoreo de procesos oceánicos que de otra forma sería muy difícil de llevar a cabo mediante observaciones en terreno. Por tanto, la oceanografía óptica, el desarrollo y validación de algoritmos satelitales es otro aspecto de investigación que he podido abordar y en el que sin duda espero poder seguir trabajando.

A lo largo de tu carrera has estudiado el fitoplancton en tres regiones específicas: (1) Pacífico Este Tropical (Panamá-Colombia), (2) Chile centro-sur, y actualmente (3) Patagonia Chilena y Antártica, ¿qué es lo más característico en estas regiones?

Estos sistemas son muy diferentes entre sí, aunque en todos suceden procesos oceanográficos similares. En el caso del Pacífico Este Tropical, la alta actividad biológica está más asociada con una migración norte-sur de la zona en la que convergen los vientos alisios, llamada Zona de Convergencia Intertropical, generando una “estacionalidad” tanto en los vientos como en los periodos de lluvia de la zona tropical. Por tanto, en periodos con condiciones de viento favorable se produce el ascenso de aguas subsuperficiales ricas en nutrientes a la superficie, además del aporte de nutrientes por parte de la alta descarga de ríos desde el continente.

En la zona de Chile centro-sur, la surgencia estacional promueve una alta cantidad de nutrientes a la capa superficial durante el periodo de primavera-verano, lo que en conjunto con un periodo de radiación favorable permite el incremento de la biomasa fitoplanctónica y la alta productividad de la región. Mientras que, en Patagonia Chilena y Antártica, el intercambio entre agua oceánica y agua dulce proveniente de los fiordos, así como los cambios en la cobertura espacial del hielo y la disponibilidad de luz son aspectos fundamentales para el fitoplancton.

En este momento estás realizando tu post-doctorado, ¿En qué consiste? ¿Qué objetivo tiene?

Actualmente me encuentro desarrollando mi postdoctorado en la región de la Patagonia Chilena y Antártica, enfocada en evaluar los ciclos periódicos del fitoplancton en la zona y su variabilidad en el tiempo durante las últimas dos décadas. Adicional a esto, se evalúan los principales forzantes (variables) físicos que estarían influyendo en la periodicidad de dichos ciclos. Esto nos permitirá observar cómo varía latitudinalmente la biomasa fitoplanctónica a lo largo de la Patagonia Chilena y en Antártica occidental. No obstante, esta investigación es un reto no sólo en el análisis de la información y de la variabilidad en las condiciones oceanográficas, y atmosféricas de la región, sino también en cuanto a la adquisición de los datos para desarrollarla. En este sentido, hago uso de información satelital de clorofila (como proxy de la biomasa fitoplanctónica) en conjunto con datos in situ (o de campo). Sin embargo, ambos tipos de datos tienen su limitación tanto en tiempo como en espacio sobre todo para la estación climática de invierno, lo que implica un reto en la adquisición, análisis y procesamiento de la información.

¿Cuáles crees que son los mayores desafíos que enfrenta tu línea de investigación actualmente?

¡Los retos son muchos! En cuanto al acoplamiento físico-biológico, obtener mediciones in situ en las escalas espacio-temporales más pequeñas (diaria, decenas de metros) es siempre complejo debido al costo y a la implementación que esto requiere. Sin embargo, los análisis que se han hecho en esas escalas demuestran la importancia de ser evaluadas debido a que son las mismas escalas en las que se dan los ciclos de vida del fitoplancton. Por tanto, se espera que la respuesta biológica a los cambios físicos del medio sea rápida, lo que hace relevante poder hacer un seguimiento de estos procesos con la mayor resolución de medición posible.

Bajo este escenario de cambio climático, ¿crees que las investigaciones en ciencias del mar están bien direccionadas?

Si bien creo que como comunidad científica estamos en la capacidad de resolver varios interrogantes actuales, considero que aún nos falta mucho en la generación y acceso a información observacional del océano. Tener una mayor cobertura de datos tanto en tiempo como en espacio nos permitiría evaluar de mejor manera los distintos procesos tanto físicos como biológicos, así como también los tiempos de respuesta biológica a los distintos procesos del medio. Adicional a esto, sería ideal que cada vez exista una mayor interacción entre las diferentes plataformas de datos (in situ, satelitales, modelación numérica) que permitan acceder a una mejor evaluación tridimensional del océano, sin olvidar su interacción con la atmósfera.

A los investigadores que están comenzando, les diría que busquen la línea de investigación que más los apasione, no sólo porque es una actividad que será su trabajo de vida, sino porque además requiere de un compromiso ético con la sociedad que respalda tu investigación y que requiere respuestas. En ese sentido, hacer siempre las investigaciones de la mejor manera posible. Y por supuesto, no olvidar que la ciencia es una carrera de trabajo colectivo, donde las redes fortalecen y promueven su desarrollo.

  • Mujeres en ciencias

¿A lo largo de tu carrera has tenido algún modelo femenino científico a seguir?

Muchas mujeres a lo largo de la historia han tenido que enfrentarse a múltiples obstáculos para poder acceder a hacer ciencia, y gracias a esto muchas más mujeres hemos podido acceder a estas carreras en las últimas décadas. Así que mi admiración para todas ellas. En mi historia personal, tuve la oportunidad de tener como guía de mis investigaciones durante el postgrado a una profesora mujer a la que respeto y admiro mucho, tanto por sus enseñanzas en términos científicos, como también por su ejemplo y consejos como mujer de ciencia.

En tu opinión, ¿existen brechas de género en las ciencias del mar?

Considero que sí hay brechas entre hombres y mujeres en el ingreso a carreras científicas, pero sobre todo en los altos cargos donde se observa una mayor cantidad de hombres respecto al de mujeres. Esto se puede apreciar en estadísticas y encuestas a nivel mundial.

Si estuvieras frente a una adolescente interesada en comenzar una carrera en ciencias del mar, ¿Qué consejos le darías?

Le aconsejaría que la ciencia en general es una carrera que requiere de mucho esfuerzo y disciplina, que implica una gran responsabilidad, pero que también te permite explorar y curiosear el mundo. Es un trabajo de vida que no es rutinario y que te permite descubrir muchas cosas. Le aconsejaría además que conversara con todas las personas científicas que pudiera para que tuviera múltiples puntos de vista y referencias, y así poder hacer su elección con mayor seguridad. Y que no dude de que podrá tener una buena carrera en lo que se proponga, siempre que lo haga con pasión y perseverancia.

Si quieres conocer más sobre el trabajo de Andrea, puedes ingresar a los siguientes links:

https://www.centroideal.cl/sistema-postdoc/ https://www.researchgate.net/profile/Andrea_Corredor_Acosta

Privacy Preference Center