Marcela es Bióloga Marina de la Universidad Austral de Chile y Magíster en Gestión Estratégica y Evaluación de proyectos. Con más de 8 años de experiencia en el área de desarrollo de fomento productivo y gestión estratégica, fue Gerente de Desarrollo e Innovación de Clean Energy, y actualmente es directora de Acústica Marina, empresa de Tecnología Hidroacústica liderada por mujeres, con sede matriz en Valdivia. En esta nueva entrevista de “Mujeres de Mar” conocimos más sobre su historia, motivaciones y desafíos liderando una empresa que busca crear soluciones tecnológicas para problemáticas medioambientales.

  • Lo primero

Marcela, ¿qué es el océano para ti?

Para mí el océano es el motor del planeta, de hecho, me pregunto por qué se llama planeta tierra cuando alrededor del 71% este cubierto de agua y principalmente agua salada. Los océanos generan vida siendo indispensables para la seguridad alimentaria del mundo y regulan el clima gracias a la transferencia energética desde la atmósfera, por tanto, son claves en la problemática de cambio climático. Por otro lado, aportan gran parte del oxígeno que tenemos disponible y capturan elevados % de CO2 (principal gas de efecto invernadero). ¿Entonces?  El océano es un gigante ser que nos provee subsistencia desde todo punto de vista, incluyendo comercio y conectividad. El punto es ¿qué nivel de conciencia y conocimiento tenemos respecto de él y como logramos avanzar hacia un desarrollo realmente sostenible?

¿Qué es la hidroacústica?

La hidroacústica o acústica subacuática es una rama de la oceanografía física que permite comprender la propagación de las ondas mecánicas en el agua (dulce o salada), las cuales tienen un rango de frecuencia que va desde el infrasonido hasta el ultrasonido. Es decir, la hidroacústica sirve para estudiar fuentes de emisión y transmisión de eventos acústicos en cuerpos de agua. Las fuentes pueden ser de origen biológico, geológico y antropogénico siendo las ultimas las principales perturbadoras de los ecosistemas, a través de la contaminación acústica subacuática. La tecnología hidroacústica permite la medición y monitorización acústico empleando técnicas pasivas, las cuales utilizamos para cuantificar Niveles de Presión Sonora (NPS) y registrar audios.

¿Cómo nace el proyecto Acústica Marina?

Acústica Marina nace de la inquietud de profesionales de distintas áreas del conocimiento ligadas principalmente a las disciplinas STEAM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería, Artes y Matemáticas, por su sigla en inglés) por contribuir a través de la generación de Investigación + Desarrollo (transferencia tecnológica), innovación, emprendimiento y educación en aportar a la medición y monitoreo de mares y océanos poniendo en el centro la sostenibilidad de los mismos, tal como lo indica el Objetivo de Desarrollo Sostenible 14 – Vida Submarina, de la Agenda 2030 de Las Naciones Unidas.

Nuestro desafío está en desarrollar tecnología a medida de las necesidades de quienes requieren la hidroacústica principalmente para su investigación y/o para proyectos de conservación. Creemos firmemente que en Chile está la capacidad técnica instalada para el desarrollo y que podemos usar tecnología propia y de alto valor agregado. Nuestro interés como mujeres liderando esta iniciativa, es contribuir a incentivar a otras y principalmente a las más jóvenes a interesarse en estas áreas del conocimiento y educación aportando desde nuestra vereda a cumplir el Objetivo de Desarrollo 5 – Equidad de Género, de la Agenda 2030.

  • El trabajo de Acústica Marina

¿Cuántas boyas hidroacústicas esperan colocar y dónde?

Actualmente estamos trabajando en la instalación de dos estaciones de monitoreo “boyas hidroacústicas a tiempo real” en el sur de chille. La proyección de instalación depende de algunas variables externas (ejemplo: COVID), pero esperamos estar con las estaciones en el agua en marzo de 2021, entregando datos de Niveles de Presión Sonora (NPS) y archivos de audio en línea. Una vez realizadas las instalaciones pilotos, esperamos estar instalando en muchos puntos de chile y Sudamérica.

¿Cuántas boyas crees que serían necesarias para generar una red de monitoreo nacional?

Entendiendo que nuestro país es costero con una extensión cercano a los 4.500 km, el monitoreo o la red a nivel nacional debería ser extenso de norte a sur. Sin duda, una buena forma inicial de monitoreo y levantamiento de datos debe estar enfocado en la ZEE (Zona Económica Exclusiva) y en las Áreas Marinas Protegidas para luego extenderse a otros territorios y no sólo de agua salada, si no, también en humedales, ríos y lagos.

¿Cómo proyectas Acústica Marina para el futuro? ¿Qué legado te gustaría dejar?

Lo que visualizo para Acústica Marina es una organización amplia y transversal en torno a nuestro aporte en generación de tecnología y conocimiento para crear soluciones medioambientales que respondan a problemáticas de orden mundial con el objetivo de contribuir al desarrollo sostenible.

Me gustaría sensibilizar a la ciudadanía utilizando la ciencia, tecnología, arte, educación, innovación y emprendimiento como un motor de conciencia para que protejamos el lugar que habitamos, porque esto es ahora. También me gustaría poder aportar y ayudar a las mujeres más jóvenes a interesarse en estas áreas del conocimiento, porque existe aquí una oportunidad de empoderamiento y desarrollo económico para Latinoamérica y el caribe, por mi parte está el compromiso para seguir trabajando en esto.

  • Problemas y soluciones

¿Por qué debería preocuparnos la contaminación acústica en el océano?

Cualquier tipo de contaminante tanto en tierra, atmósfera o agua debe preocuparnos porque altera los ecosistemas. Respecto de la contaminación acústica en el océano, debemos preocuparnos porque, entre otras cosas, enmascara los sonidos biológicos que usan muchas especies para comunicarse, como es el caso de los cetáceos, uno de los grupos más estudiados en este aspecto, pero también afecta a fauna mas pequeña como invertebrados marinos. Si la fauna no está sana, la salud de los mares y océanos peligra, por lo tanto, a mediano y largo plazo la nuestra también. Hay que recordar el rol que cumplen estos cuerpos de agua para nuestra sostenibilidad planetaria.

¿Cómo puede ayudar a la conservación del océano monitorear sus sonidos?

En este caso, la cuantificación de niveles de presión sonora permitirá establecer un marco regulatorio capaz de normar cuanta energía acústica puede emitir cada fuente antropogénica sobre el sistema y cuanto es el rango tolerable. He aquí la importancia de un monitoreo de datos trazables a nivel mundial, es decir, con equipos calibrados que permitan asegurar una medición exacta. Por otro lado, la relevancia de que sean datos abiertos disponibles para todos quienes deseen investigar, regular y/o utilizar; es el presente futuro en el que estamos y vamos a vivir. Nuestra propuesta es trabajar con la tecnología disponible que facilite el análisis de datos a tiempo real y bajo estándares internacionales de trazabilidad.

  • Mujer en ciencias

¿Cómo se pasa de la biología marina a la innovación y desarrollo?

Después de muchos años conociendo las necesidades de fomento productivo del sector pesquero artesanal y de la investigación ligada a la conservación de ecosistemas marinos, decidí ampliar mi visión como bióloga marina cursando un magister de gestión estratégica y evaluación de proyectos, esto me llevo a liderar el área I+D de una empresa de biotecnología marina. Allí aprendí que la fusión del conocimiento, la transdisciplina, la generación de emprendimiento, utilizando la tecnología abre puertas para crear soluciones a problemáticas de orden mundial. Me motiva y me desafía día a día poder liderar un proceso como este y me incentiva a motivar a más mujeres a trabajar desde esta vereda del quehacer.

¿Cuál sientes que ha sido el mayor desafío en tu carrera?

Creo que en cada cosa que he hecho ha habido desafíos constantes, quizás con distintas intensidades y con distintas perspectivas, por ejemplo, he aprendido a frustrarme menos y a disfrutar más. Pero sin duda, puedo decir que el momento actual quizás es el desafío más grande, estoy timoneando una embarcación propia con todas las pruebas y dificultades asociadas a crear y emprender, pero con la convicción de estar trabajando por un bien por mayor, que es lo que mueve mi camino hoy.

¿Cómo has vivido la brecha de género en innovación y desarrollo?

La verdad es que me siento una afortunada respecto de las oportunidades que he tenido, sin embargo, soy una convencida de que los espacios los conquistamos nosotras y para eso se debe trabajar con mucha fuerza y visión estratégica. Es verdad que existe una brecha de género transversal en todo el quehacer nacional, tanto científico – académico, social, económico y político, no obstante, las redes que hemos construido las mujeres desde nuestras veredas son interesantes y ese apoyo se traspasa a la acción, en mi caso como socia de la Red de Investigadoras visualizo un mejor futuro para quienes estamos trabajando en innovación y desarrollo en torno a las disciplinas STEAM. Por otro lado, los instrumentos de fomento productivo estatales han impulsado programas y beneficios con enfoque de género lo cual valoro y espero que incremente en el tiempo.

¿Qué consejo le darías a las emprendedoras jóvenes?

Lo primero que les diría es que crean en ellas, en su bagaje, conocimiento e instinto, que se rodeen de un buen equipo en lo técnico profesional, esto es esencial, abrirse a construir y deconstruir ideas, compartir visiones y reflexionar sobre lo que se hace, con la mente abierta a poder cambiar las formas y/o estrategias cada vez que sea necesario, y sobre todo entender que esta permitido caerse pero que hay mil opciones para levantarse. Finalmente las invito a que se atrevan y a que conquistemos los espacios, porque necesitamos a más mujeres y no estamos solas.