El nuevo descubrimiento de los científicos franceses ha logrado renovar el conocimiento que se tenía de esta misteriosa especie, de la cual se creía que tan solo llegaba a vivir 20 años. El estudio, realizado a partir del análisis de sus escamas, logró determinar que estos peces tienen un metabolismo y crecimiento extremadamente lento que les permite llegar a vivir hasta un siglo.

La especie que es idéntica a sus ancestros que vivieron hace millones de años, se consideró extinta hasta 1938. Desde entonces, ha estado envuelta en un halo de misterio debido a la poca evidencia que se tenía de ella. Tan solo se contaba con 2 estudios previos que no evidenciaban las verdaderas características del animal.

Los científicos basaron su estudio en las evidencias obtenidas de 2 estudios anteriores que analizaron las escamas de 12 ejemplares, los que obtuvieron resultados a partir de las macro circunferencias que se podían apreciar en ellas, asignándole a cada círculo estimaciones de crecimiento de la especie, las que, según sus conclusiones, se llegó a la hipótesis de que el celacanto alcanzaba una edad máxima de 20 años.

El celacanto puede alcanzar hasta 2 metros de tamaño y un peso mayor a 100 kilogramos; además de características de peces longevos, como un metabolismo lento y baja capacidad de captación de oxígeno.

Debido a la inconsistencia de los estudios anteriores, que indicaban una discordancia entre características y la categoría en que se había puesto al celacanto.  Los científicos ampliaron el muestreo a 27 especies donde igualmente analizaron las escamas, pero a diferencia de los estudios anteriores se utilizó un filtro que permitió ver micro circunferencias donde los científicos asignaron a cada círculo el periodo de un año, pudiendo concluir que esta especie puede llegar a vivir alrededor de los 100 años.

Estas conclusiones fueron la confirmación indiscutible de las verdaderas características del celacanto, proclamando a esta especie como una de las más longevas de los peces.

A pesar de lo positivo de los nuevos conocimientos aportados por este estudio, los científicos concluyen que la extrema longevidad de la especie es una señal de preocupación, debido a que con estas evidencias se encuentran aún más amenazados y vulnerables a cualquier variación del medioambiente.

Link del estudio