Así lo demuestra un estudio realizado por la universidad de Exeter, el cual ha revelado que los plásticos se encuentran presentes en todos los ecosistemas, afectando gravemente la fauna nativa de una de las islas del archipiélago, San Cristóbal. Se concluyó que un 98% de los plásticos llegan a la isla producto de la surgencia de la corriente marina de Humboldt, la cual recorre toda la costa pacífico del continente.

La investigación consistió en un muestreo de campo en sitios turísticos y remotos de la costa, donde se tomaron muestras de arena, agua de mar y recolección de invertebrados marinos. Con el objetivo de medir la cantidad de macro plásticos, cualquier plástico visible superior a 5mm, y microplásticos, de 1 a 5 mm, presentes en el hábitat. En el caso del muestreo de invertebrados se seleccionaron siete especies, entre ellas se pueden encontrar el percebe gigante, ostras, erizos y pepinos de mar.

Los hallazgos resultantes del muestreo en cuanto a los macro plásticos fue que en 13 de las 14 zonas se encontró contaminación, siendo botellas y tapas las más frecuentes. De forma paralela, se encontró también dispositivos de pesca industrial como cuerdas y vestigios de trampas pertenecientes a pesqueras del continente.

En cuanto a los microplásticos, la contaminación más alta fue de 808 partículas por metro cuadrado, pero que en norma general se obtuvo un promedio de 74 partículas de plásticos por kilogramo de arena. Siendo significativamente mayor en el lado este de la isla donde se está más expuesta a las corrientes marinas.

Cabe destacar que se pudo demostrar que la mayor parte de los microplásticos de las zonas estudiadas correspondían a la degradación ambiental de los macro plásticos que llegaban a la Isla.

Por último, los resultados en los invertebrados demostró que un 52% había ingerido microplásticos, donde la mayor parte de la ingesta se la llevaron los percebes gigantes y los erizos de mar con un 80% y 60% respectivamente.

Efectos de la contaminación en los vertebrados

Los investigadores, por las condiciones de riesgo de las especies nativas y su alto grado de endemismo, no pudieron hacer un muestreo en los vertebrados de la Isla, como lo son los leones marinos, lobos finos, iguanas godzilla y tortugas verdes; pues cualquier situación de estrés en estas especies podría generar impactos significativos en sus poblaciones tan reducidas y únicas.

Bajo este contexto, se realizó una revisión de 138 investigaciones anteriores, sumado a las evidencias obtenidas en el estudio actual, logrando así generar una herramienta de evaluación de riesgos para las especies de vertebrados, la cual entrega una puntuación según su grado de vulnerabilidad.

En el análisis de riesgo se concluyó que 27 especies son las más amenazadas indicando una gran probabilidad de lesiones o muerte por ingestión o estrangulamiento por algún tipo de plástico. Las especies con mayor puntuación de riesgo fueron; el tiburón martillo, el albatros ondulado, las tortugas marinas verdes y de carey.

Pueden encontrar el estudio completo aquí