La Cámara del Senado respaldó con una contundente mayoría de 27 votos a favor y 2 abstenciones la iniciativa que busca proteger las algas en las zonas costeras chilenas.

El proyecto, impulsado por los senadores Guido Girardi, Isabel Allende, Ximena Órdenes, Ricardo Lagos y Jaime Quintana, tiene como principal medida regular la extracción de algas, y terminar con la técnica del barreteo -método de extracción del disco de adhesión- en todas las zonas costeras y bosques submarinos del país.

En el texto, se reconoce que las algas pardas -constituidas por el huiro, huiro palo y huiro negro- tienen un rol fundamental en los ecosistemas costeros y marítimos, siendo pilares biológicos de los ecosistemas que brindan numerosas interconexiones en la base alimenticia.

Además, se reconoce el derecho a la recolección de algas por parte de pescadores artesanales siempre y cuando se garantice un manejo sustentable, procurando mantener las tasas de regeneración.

En este sentido, la senadora Ximena Órdenes señala que existe una explotación de 500 mil toneladas al año, una verdadera sobreexplotación de las algas pardas.

Para complementar, el senador Guido Girardi indicó que el proyecto va en línea con la problemática del calentamiento global, valorando esta iniciativa como un aporte para combatirla “son los principales capturadores de CO2 del planeta y generadores de oxígeno, (…) son un verdadero refrigerador”

CONTENIDOS DEL PROYECTO

Los principales lineamientos de la iniciativa son;

  • Reconocer la importancia de las algas marinas en los ecosistemas costeros y marinos para toda la fauna acuática, así de igual forma como alimento para los humanos.

  • Reconocer el derecho de usar las algas como recurso para los pescadores artesanales, siempre y cuando se realice de forma sustentable.

  • Establece que el Estado debe fomentar el cultivo y repoblamiento de algas pardas

  • Asigna al Estado como velador de la aplicación de las normas y reglamentos que regulan la explotación de las algas marinas.

  • Regula los derechos y obligaciones de aquellas personas naturales o jurídicas que se dedican a la extracción de algas.

  • Dicta que solo se podrá recolectar las algas que se encuentren varadas en la costa y su movilización o extracción solo será con las herramientas que dicte la autoridad.

  •  Establece que la extracción de algas pardas sólo será en áreas que cuenten con un plan de manejo, en donde se fijará tamaño y peso para la extracción.

  • Prohíbe el uso de técnicas que corten el disco de adhesión del alga.

  • Fomenta la existencia de organizaciones o comunidades que congreguen a extractores, recolectores y cultivadores de algas, siendo personas naturales o jurídicas. Siempre y cuando tengan como objetivo una práctica sustentable

  • Dispone de la existencia de centros de almacenamiento que cumplan las normas sanitarias que la autoridad establezca.

  • Establece sanciones para quienes transgredan las normas impuestas en el proyecto de ley.